Dos nuevas sentencias contra Banco Popular por colocar dos swaps a una empresa y una particular. En ambos casos, la redacción del contrato y la falta de información han sido determinantes para que los jueces declarasen la nulidad de los contratos.

Banco Popular ha sido condenado por partida doble a devolver las liquidaciones derivadas de sendas permutas financieras. El banco colocó los dos swaps a una particular y a una PYME y ambos casos la falta de información ha sido determinante para declara la nulidad de los contratos.

En Mieres, el Juzgado de Primera Instancia número 3 ha condenado a Banco Popular a devolver las liquidaciones del swap a una pequeña empresa. La empresa alegó que la entidad financiera le vendió el producto como un seguro para protegerse de las subidas de los tipos de interés. Para el juez, una vez examinado el contrato el producto colocado “no parece un seguro. Además, la declaración de un empleado de la sucursal de Banco Popular confirmó que las permutas financieras no son un producto ligado a la hipoteca, sino un contrato con independiente, como no hizo constar al afectado.

Para el juez queda demostrado que la empresa no posee los instrumentos necesarios para tener información privilegiada de los mercados financieros ni de los movimiento futuros de los tipos de interés. “Si hubiera sido así, le hubiera permitido saber a la empresa que lo que estaba contratando no era un seguro, sino una permuta financiera”.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Oviedo también ha condenado a Banco Popular a devolver a su cliente las liquidaciones practicadas en su contra por un swap. Para el juez, el contrato que firmó el cliente es “extremadamente complicado, tanto por lo que se dice como por sus términos equívocos”.

El banco hizo creer a su cliente que el Euribor subía sin cesar y que la clienta debía estar protegida. Para ello, le colocó una permuta financiera que evitaría que sus cuotas de la hipoteca aumentasen.

El juez concluye que el contrato firmado está destinado a expertos financieros, que fue deficientemente explicado y “es oscuro y difícil de entender”. Por todo ello,  es “verosímil” que la clienta pensase convencida que suscribía un seguro de interés.


Dirección letrada: Marcelino Tamargo Menéndez
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_120712_POPULAR_JPI3_MIERES_PYME_SIN.pdf


Dirección letrada: Marcelino Tamargo Menéndez
Perito: Manuel Fernández Viar
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: Swap tipos de interés
Perfil: Particular
PDF: S_120717_POPULAR_JPI3_OVIEDO_PART_SIN.pdf