El juez considera normal que la clienta no recelase del producto hasta la primera liquidación negativa, pues creía haber contratado un seguro para protegerse de un aumento de cuotas. Definió las explicaciones dadas por el Banco Santander durante el juicio como irrelevantes.

Banco Santander  ha sido condenado a devolver 5.884,93 euros a un particular por colocarle un Collar de tipos de interés. El Juzgado de Primera Instancia número 12 de Barcelona ha tenido en cuenta la falta de información que dio la entidad bancaria a su cliente.

Para el juez, resultan irrelevantes las explicaciones dadas por los empleados del banco durante el juicio sobre la mecánica del producto financiero. Además, la sentencia  declara que hubo una insuficiencia de información en la venta del productolo que pudo suponer un vicio invalidante del contrato”.

Banco Santander no explicó el producto ni los riesgos que asumía la clienta con la contratación del collar, a pesar de que la clienta es una dependiente de una tienda de ropa y que no tiene certificado escolar ni conocimientos financieros. El banco le vendió el producto como una cobertura de tipos de interés ya que nadie le mencionó las características especulativas del collar.

Para el juez, es lógico que la clienta no recelase del producto hasta la primera liquidación negativa y que comenzase a pensar que lo que realmente suscribió no era para protegerse ante una subida de cuotas, sino en producto que le perjudicaba.


Dirección letrada: Pedro Rodríguez Ureña
Perito: David García Muntané
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Collar interés
Perfil: Particular
PDF: S_120330_SANTANDER_JPI12_BARCELONA_COLLAR_PART_SIN.pdf