NovaCaixa Galicia no dio información sobre el producto y justificó que el contrato era suficiente para entender la permuta financiera. Para el juez, la redacción de las cláusulas no permite entender el producto correctamente. Además, en el anexo sólo se ilustra lo obvio, es decir que los resultados podían ser positivos o negativos.

NovaCaixa Galicia deberá devolver el importe de las liquidaciones de dos swaps colocados a sendos particulares. El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Oviedo ha anulado las dos permutas financieras por considerar que la información que recibieron antes de contratar el producto financiero no fue la suficiente ni la adecuada

El juez ha desestimado las alegaciones presentadas por el banco en las que consideraba que la ausencia de información previa era subsanada por el contenido del contrato, ya que “su redacción y clausulado adolece de precisión sobre las condiciones y consecuencias del mismo” y además omite información importante, calificada por la entidad bancaria como secundaria.

Según se recoge en la sentencia, la información de NovaCaixa sobre los riesgos de los productos se limitó a las advertencias que se contienen al final del anexo del contrato, algo para el juez “insuficiente, pues se reducen a ilustrar lo obvio. Solo mostraban que los resultados de las liquidaciones de podían ser negativos o positivos.

Para el magistrado, la información de relevancia es la relativa a las previsiones del comportamiento futuro de los tipos de interés, ya que “sólo así el cliente puede valorar  con conocimiento de causa si la oferta del banco satisface o no sus intereses”. NovaCaixa no aportó ningún documento que pudiese confirmar que informó de manera correcta a los dos clientes.


Dirección Letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: NovaCaixaGalicia
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF: S_120601_CGALICIA_JPI4_OVIEDO_PART_SIN.pdf