Absuelta una empresa clienta de Banesto por impagos al banco. Los afectados, socios de Apymifid, se negaron a pagar las liquidaciones resultantes de las permutas financieras que habían firmado con la entidad bancaria. Para la jueza, Banesto vendió las permutas financieras como seguros. Además, las liquidaciones positivas que recibieron los clientes no superaban los 15 euros; mientras que las negativas “eran de mayor coste”.

Dos clientes y su empresa no tendrán que pagar a Banesto las liquidaciones resultantes que la entidad financiera les vendió. Banesto fue quien interpuso la demanda ante la negativa de los afectados a abonar las cantidades derivadas del swap. La jueza ha decidido absolver a los clientes ya que no recibieron toda la información necesaria sobre la naturaleza y las características de la permuta, por lo que considera que ha habido un vicio en el consentimiento.

El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Pamplona considera que “no existió un consentimiento válido y eficaz de los demandados en la suscripción del contrato”. Para la jueza, lo realmente importante en este caso es si los demandados tuvieron un conocimiento “real y cabal” de lo que estaban contratando y si el banco utilizó la diligencia exigible a las entidades financieras. La magistrada deja en segundo plano el hecho de que los clientes puedan ser calificados como usuarios o consumidores ni a si se aplicó la normativa MIFID.

En la sentencia se puede comprobar que la permuta financiera no se puede vender como un seguro, “pues no es un estabilización de los costes financieros, sino que tiene una finalidad estrictamente especulativa”. La magistrada opina que los swaps pueden tener “un efecto totalmente contraproducente, y no se puede entender que realmente respondan a la finalidad de cubrir las posibles subidas de los tipos de interés.


Dirección letrada: Patricia Gabeiras + Carmen Román
Banco: Banesto, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: PYME (socio Apymifid)
PDF: S_120502_BANESTO_JPI7_PAMPLONA_RECONVENCION_APYMIFID_PYME_SIN.pdf