Dos nuevas sentencias contra el Banco Santander, que dejan su marca en 109. En Gijón se ha anulado un swap que fue vendido a un PYME por un director que actuaba de intermediario y no sabía como funcionaba una permuta financiera. En Barcelona, se han anulado otros dos ya que el banco no informó sobre las predicciones de los tipos de interés.

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Gijón ha anulado una permuta financiera de Banco Santander colocada a una PYME en noviembre de 2008. Según la sentencia, “resulta patente que el banco no cumplió con sus obligaciones MIFID y no informó al cliente de manera clara sobre las características del contrato y el alcance de sus cláusulas”.

Ocultó, además, las consecuencias que le podía provocar el swap ante una bajada de tipos de interés, como posteriormente ocurrió y produjo a la empresa pérdidas económicas. El juez considera que son los profesionales financieros los que deben probar que han informado correctamente a sus clientes. “La diligencia exigible no es la genérica de un buen padre de familia, sino la específica de un empresario y representante leal en defensa de los intereses de sus clientes”, concluye el magistrado.

El director de la sucursal en la que se contrató la permuta financiera reconoció durante el juicio que “no sabía cómo era el producto, cómo se llegó a suscribir ni si informó del riesgo”. Para el juez, la declaración del director le llama la atención ya que recibió anteriormente formación para la venta de estos productos por personal especializado del banco. El magistrado considera que el juez “actuó de intermediario que sólo conocía y podía transmitir aquello que le habían explicado, sin contar con ningún soporte gráfico o documental”.

El administrador de la empresa afirmó que firmó el producto porque creía que se trataba de un seguro que le protegía de las subidas de tipos de interés, pero que “se le explicó escasamente de qué se trataba realmente y que consideró que podía ser beneficioso para su empresa por la confianza que tenía depositada en el Banco y el director”.

En Barcelona, el Juzgado de Primera Instancia número 27 de la capital catalana ha anulado otras permutas financieras colocadas a un particular. El la sentencia se puede comprobar que Banco Santander no informó previamente de los productos que estaba ofreciendo a su cliente, así como tampoco de los riesgos que la operación le podía desencadenar. Esta no fue la única desinformación que recibió el cliente, pues tampoco recibió la correcta sobre las predicciones de los tipos de interés. Para el juez, “la aleatoriedad de esto provoca que se deba informar al cliente sobre ello”.


Dirección letrada: Arcadi Sala-Planell
Perito: David García Muntané
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: Particular
PDF: S_120430_SANTANDER_JPI27_BARCELONA_PART_SIN.pdf


Dirección letrada: Marcelino Tamargo Menéndez
Perito: Cristóbal Verdú Nido
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Permunta financiera tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_120515_SANTANDER_JPI6_GIJON_PYME_SIN.pdf