El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Telde ha declarado nulo un swap que Banesto vendió a una pequeña empresa. La entidad bancaria deberá devolver a sus clientes la suma de 61.073 euros.

La pyme contrató la permuta financiera de tipos de interés (pensando que actuaría como cobertura) con un nominal fijado en 900.000 euros. Además, cinco particulares actuaron como avalistas/fiadores.
Después de que Banesto demandara a la pequeña sociedad por el impago de las liquidaciones resultantes del contrato swap, ésta formuló demanda reconvencional con la pretensión de conseguir la nulidad total del contrato.

El magistrado considera que la información precontractual fue defectuosa e insuficiente, lo que dio lugar a un error en el consentimiento. Además recuerda que la Ley del Mercado de Valores recoge el deber de las entidades financieras a ser transparentes en su actividad para conseguir un buen funcionamiento entre clientes y banco. La profesionalidad y la confianza son los dos pilares de la actuación que las entidades bancarias están obligadas a llevar a cabo. El derecho a la información es fundamental especialmente cuando lo que se contrata es un producto financiero considerado de alto riesgo y desde luego tiene que permitir a los clientes “invertir con conocimiento de causa”.

En cuanto a la realización del test de idoneidad, quedó demostrado que tal test se realizó un año y cuatro meses después de la firma del contrato. También figuró supuestamente en el test que el cliente poseía estudios superiores y había contratado productos similares durante siete años, siendo estos datos falsos ya que en los previos interrogatorios y posteriores actos de juicio no constaron dichas informaciones por ninguna de las partes.

El juez, estimó así de forma íntegra la demanda reconvencional y ha condenado a Banesto a devolver 61.073 euros a sus clientes más las costas del proceso.

Y más sentencias en las Islas Canarias:
La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha confirmado la nulidad de un contrato de permuta financiera de tipos de interés que BBVA vendió a una pyme.
Y también la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de la misma ciudad ha ratificado la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Tenerife declarando nulo otro contrato swap que Banco Santander firmó con una empresa familiar. La entidad financiera y crediticia tendrá que devolver 31.638 euros a la pequeña sociedad.


Dirección Letrada: Rajesh Chellaram
Banco: Banesto
Producto: Swap
Perfil: Pyme
PDF: S_120124_BANESTO_JPI1_TELDE_PYME_5PART_SIN.pdf


 OTRAS SENTENCIAS MENCIONADAS:

– S_110602_BBVA_AP3_SCTNF_confirma_101108_JPI2_PuertoDeLaCruz_cuantia_nocional_PYME.pdf

– S_111107_SANTANDER_AP3_SC_TENERIFE_CONFIRMA_110331_JPI3_SC_TENERIFE_PYME.PDF