El cliente tenía una relación de confianza con el director de la sucursal de Banco Popular, quien aprovechó para colocarle un IRS. Como confirmó un empleado de la oficina bancaria, no se le aportó ejemplos sobre las posibles liquidaciones que experimentaría por los cambios de los tipos de interés. Además, también has sido condenado en Tarrasa por colocar un IRS a una empresa. El Banco Popular cuenta ya con 111 sentencias en su contra.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tineo (Asturias) ha anulado una permuta financiera de Banco Popular colocada a un cliente de la Unión de Consumidores de Asturias. El banco incumplió la obligación de informar y que “si hubiese existido está sumamente alejada de los mínimos requeridos”, afirma la jueza.

Según la sentencia, Banco Popular solo informó al cliente de que siempre pagaría la misma cantidad que luego sería compensada al final de los años. Algo que fue luego diferente a lo que ocurrió con la ejecución del contrato, ya que “se compensaron las liquidaciones a favor del banco con las bajadas del tipo de interés”. No consta que el banco aportase la información necesaria y requerida para que el cliente se hiciese una idea correcta del producto que iba contratar. Además, como confirmó en durante el juicio un trabajador de Banco Popular, no se dio al cliente proyecciones de los resultados que experimentaría en función de las variaciones de los tipos de interés, ya que estos simulacros “los realizan otro departamento del banco”.

La sentencia recoge que fue el banco quien tuvo la iniciativa de celebrar un contrato de permuta financiera entre las partes para “proteger al cliente de las fluctuaciones de los tipos de interés el préstamo hipotecario que había pedido”. El empleado del banco admitió que fue la entidad quien se la ofreció al cliente, quien tenía una relación de confianza con el director de la sucursal. Anteriormente ya había pedido un crédito en esta sucursal, localizada en Tineo, a pesar de que era residente en Avilés.

Por otra parte, el Banco Popular también ha sido condenado en Tarrasa (Barcelona). El Juzgado de Primera Instancia número 7 ha anulado un IRS que la entidad colocó a una empresa y que le produjo unas pérdidas de 82.000 euros. Para la jueza no existe con el contrato una igualdad entre las partes pues “no se limitan las liquidaciones negativas que pudieran afectar al cliente”.

Además, Banco Popular tampoco facilitó la información necesaria al cliente sobre el producto. La entidad financiera no informó sobre los costes que podía suponer la cancelación anticipada del producto si se producían liquidaciones negativas.


Dirección letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: IRS
Perfil: Particular
PDF: S_120301_POPULAR_JPIeI1_TINEO_PART_SIN


Dirección letrada: Arcadi Sala-Planell
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: IRS
Perfil: PYME
PDF: S_111223_BPOPULAR_ JPI7_TERRASSA_PYME_SIN


Otras sentencias

PDF: S_120302_BPOPULAR_AP1_SALAMANCA_CONFIRMA_110331_JPI4_SALAMANCA_PART

PDF: S_111118_BPOPULAR_AP7_GIJON_CONFIRMA_101126_JPI3_GIJON_PART