El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Sabadell ha declarado la nulidad del contrato de permuta financiera que Banco Sabadell vendió a un particular. Además, la entidad crediticia deberá devolver 4.688 euros a su cliente.

El afectado, autónomo lampista que tenía una póliza de crédito de 25.000 euros, acudió a la sucursal del banco para su renovación. El director de la sucursal le ofreció un seguro, “una especie de cobertura” que le protegería frente a la subida de intereses. Tras la firma del contrato swap el particular comenzó a registrar varias liquidaciones negativas. Al dirigirse de nuevo al banco, un año más tarde en 2009,  le hicieron firmar un nuevo escrito diciendo “que la soclicitud del nuevo contrato se hacía de forma forzada por el cliente”. Además, le dijeron que “mejorarías las condiciones y los resultados del primer contrato”.

En ninguno de los dos casos se le explicó al cliente con claridad y precisión las características y el funcionamiento propio del producto. Tampoco se le informó de los costes de cancelación anticipada.
El afectado afirma que “nunca se le entregaron las condiciones generales del contrato” y alega que existió un vicio en  la formación de su voluntad porque nunca le proporcionaron la información adecuada y que por tanto no tomó las decisiones oportunas con conocimiento de causa.

La magistrada del caso expone que se trata de “un producto de gran complejidad, atípico, aleatorio y de carácter especulativo”. Añade además que “difícilmente puede considerarse como un producto de cobertura”.

La sentencia destaca que fue iniciativa del banco proponer el contrato swap. También reconoce que no se han encontrado pruebas de que la entidad proporcionara al cliente la información y también hace hincapié en que el director de la sucursal conocía perfectamente el perfil minorista de su cliente, además de que el test de idoneidad indicó que el producto no era conveniente para este tipo de cliente.


AUTOS

ADEMÁS, recordamos que las entidades financieras están planteando declinatorias por competencia objetiva tanto en mercantil como en primera instancia. En ASUAPEDEFIN continuamos actualizando la clasificación de autos dependiendo de dónde se lleve el juicio finalmente. En estos momentos son más frecuentes aquellos en los que el Juzgado de Primera Instancia es considerado competente.
Pinchando aquí se pueden ver las últimas novedades. 


Dirección Letrada: Oscar Serrano Castell Col·lectiu Ronda
Banco: Banco Sabadell
Producto: Swap
Perfil: Particular
PDF: S_120206_BSABADELL_JPI1_BARCELONA_PART_SIN.PDF