El juez distingue entre la conveniencia de un producto que le puede acarrear riesgos y la idoneidad. Si el producto no es el mejor posible para el cliente, pero entiende los peligros, el banco ha cumplido su obligación; sin embargo si el producto no es el idóneo, la entidad financiera no debe dejarle contratarlo, ni siquiera bajo su responsabilidad, algo que cometió Caixa Catulunya.

El Juzgado de Primera Instancia número 35 de Barcelona ha anulado la venta de un collar que Caixa Catalunya realizó a una PYME y que le provocaron cerca de 60.000€ en pérdidas. Según el juez, la caja catalana omitió una obligación básica y previa toda recomendación de inversión: no realizar el test de idoneidad con el objetivo de obtener la información necesaria para poder prestar el servicio de asesoramiento.

Además, el juez tampoco ha tenido en consideración los resultados del test de conveniencia practicado por la Caixa Catalunya, en el que se consideraba al administrador de la PYME y firmante del collar como experto. Para el juez, los productos contratados anteriormente no tenían riesgos de capital o de rentabilidad, así como tampoco el clip de Bankinter, que había contratado con el mismo director de sucursal y amigo íntimo del administrador de la PYME, pues le había aportado diferencias positivas.

Para el magistrado, cuando los bancos y cajas asesoran en materia de inversión a clientes minoristas, las entidades financieras deben obtener la información necesaria sobre los conocimientos, la experiencia, la situación financiera y los objetivos que quiere el cliente, para recomendarle los servicios de inversión que más le convengan. Con esta sentencia en su contra, Caixa Catalunya ya tiene 14.

Recordemos que la sala primera de la Audiencia Provincial de Barcelona ha revocado una sentencia contra un particular que había pedido la nulidad de un swap de Caixa Sabadell


Dirección letrada: Arcadi Sala-Plenell Esqué
Banco: Caixa Catalunya
Producto: Collar
Perfil: PYME
PDF: S_120112_CAIXACAT_JPI35_BARCELONA_PYME_SIN