Banesto ofrecía una inversión conjunta con un capital inicial de 150.000. Muchos de los clientes no tenían la suma requerida, por lo que el banco les colocó un préstamo que cubriese la diferencia. A la finalización del depósito, los interese del crédito provocaban que el cliente perdiese todo su capital invertido.

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Donostia ha anulado un depósito estructurado que Banesto colocó a 24 clientes. El banco ofreció el producto como un contrato financiero a plazo principal garantizado en un depósito a cuatro años; es decir, los clientes esperaban recuperar la inversión inicial independientemente de la rentabilidad obtenida.

Una operación de alto riesgo y gran complejidad, ligada a diez valores cotizados en bolsa, que se ofreció a personas con un perfil minorista y conservador de edad avanzada y que les provocó pérdidas por más de 600.000€. Banesto convenció a los clientes de que recuperarían su inversión en su totalidad y que era un producto que se ofrecía exclusivamente a clientes preferentes, en el que la entidad financiera aportaba en torno al 80% de los 150.000€ iniciales. Algo que el banco luego colocó como un préstamo y que no mencionó. Para la jueza, si Banesto hubiera dicho que era un préstamo “nunca lo hubieran solicitado para firmar un depósito de esas características. Solamente en el momento de la firma, Banesto mencionó a los clientes que tenían que firmar unos papeles “sin importancia” ante notario y que en realidad era el contrato del préstamo.

Lo que Banesto ofreció como una inversión en conjunto entre la entidad financiera y los clientes,  en realidad era un préstamo oculto en el que los cargos no estaban establecidos, sino que se cargaban todos los importes al final del vencimiento del depósito. Banesto puso los intereses de los préstamos coincidiendo con el capital aportado por los clientes, de forma que al finalizar el depósito no sólo no rentabilizaban la operación, sino que perdían el capital inicial aportado por los pagos de los intereses.

La jueza ha tenido en consideración las alegaciones presentadas por los clientes en las que Banesto no aportó la información necesaria sobre la evolución de los valores a los que se referenciaba ni antes ni durante la duración del depósito. Únicamente, los afectados recibieron información a la finalización del producto en la que se avisaba de un cargo en por el que se retiraban los fondos relacionados con el depósito.


Dirección letrada: José María Suso Vidal (Despacho Suso&Logroño)
Banco: Banco Español de Crédito, S.A
Producto: Estructurado
Perfil: Particular
PDF: S_111207_BANESTO_JPI8_DONOSTIA_DEPOSITO_ESTRUCTURADO_ACUM_24PART_SIN