NovaCaixaGalicia ha sido condenada por vender un swap  a una PYME con un contrato falso y engañoso. El director de la sucursal acudió a la empresa para ofrecerle un producto relacionado con el préstamo que había contratado. Con esta sentencia son ya 15 las que tiene en su contra la caja gallega.

El Juzgado de Primera Instancia número 9 de Castellón ha anulado un swap de Caixa Galicia (ahora NovaCaixaGalicia) contratado por un PYME. La jueza ha estimado pertinentes las alegaciones presentadas por el cliente en las que se afirma que fue la caja quien le ofreció el producto como un seguro para cubriese el préstamo que habían acordado un año antes, por un importe de un millón.

En el contrato se estipula que fue la empresa la que acudió a Caixa Galicia solicitando el producto. Sin embargo,  la sentencia recoge que fue el director de la sucursal quien ofreció el producto y convenció de los beneficios de la permuta al representante legal de la empresa, por lo que la jueza califica de falso y engañoso el contrato. En él se afirma que la finalidad es evitar costes añadidos al préstamo de un millón de euros. Además la empresa declaró que no le explicaron cómo era en realidad el producto que iba a contratar, ya que sólo lo dijeron que era una especie de seguro. “Si me lo hubiera explicado como Dios manda, no lo habría firmado”, declaró el representante legal de la PYME.

Según el informe pericial, presentado por el cliente y realizado por David García Muntané, en el año de la contratación del swap, determinadas entidades financieras de reconocido prestigio estimaban una bajada de los tipos de interés. Según la sentencia, Caixa Galicia, como entidad financiera, conocía dichos datos antes de su publicación oficial, ya que tiene una situación privilegiada  para obtener rentabilidad en sus negocios. Por ello, el juez concluye que la caja le ofreció un producto con una finalidad diferente y que se le ocultó las consecuencias negativas.

El informe pericial define el producto contratado como una permuta financiera sobre el tipo de interés (IRS), en el que el cliente paga fijo y recibe variable. Por tanto, como se recoge en la sentencia, una permuta financiera no es una forma de asegurar que no se abonarán tipos por encima de cierto límite, sino un contrato atípico, bilateral y aleatorio. Concluye el informe pericial que no se debe de hablar de “reducir el beneficio, sino de pérdida para el cliente”. El juez estima que Caixa Galicia tendría que pagar pocas veces y en pequeñas cantidades.


Dirección letrada: María Mañas Cuenca
Perito: David García Muntané (OBAPROFIT)
Banco: Caixa Galicia
Producto: IRS
Perfil: PYME
PDF: S_111215_CAIXAGAL_JPI9_CASTELLON_PYME_SIN