La Audiencia Provincial número 1 de Valladolid condena a Banesto a devolver las liquidaciones  de un Swap firmado por un matrimonio para “rebajar el coste financiero” de su hipoteca. La sentencia recoge que ni el comercial ni el director de la sucursal donde se contrató la permuta financiera conocían el funcionamiento del producto. El Banco de España considera que existió una “falta de diligencia y transparencia informativa” en la contratación del Swap.

El matrimonio vallisoletano, que confió su defensa al letrado Juan Ramón González Prieto, firmó el Swap objeto de juicio porque, de acuerdo con las indicaciones de Banesto, “rebajaría el coste financiero de la hipoteca que tenía contratada con la entidad bancaria”. La sentencia recoge que fue el comercial del Banco quien se personó en la farmacia del cliente para ofrecerle el producto mostrándole las ventajas pero no los riesgos del mismo. El Swap ha causado a la pareja unas pérdidas de 28.313 euros.

El comercial de Banesto que vendió el producto no conocía el funcionamiento del Swap, no sabía cómo se hacía el cálculo de las liquidaciones mensuales ni de la cancelación. El juez del caso sentencia que la información aportada a los afectados fue muy defectuosa ya que “difícilmente pudo dar informaciones adecuadas un empleado del banco que cuando se produjeron las primeras quejas del cliente tuvo que buscar el asesoramiento de un verdadero experto del banco en dicha clase de productos”.

La sentencia alude también a la resolución del Banco de España ante la queja presentada por los afectados. El magistrado considera “palmaria y apabullante” la contestación del organismo que sentencia que Banesto “no se ha ajustado a las buenas prácticas bancarias” y que existió una “falta de diligencia y transparencia informativa en la información y contratación del producto”.

El Banco de España señala que Banesto no se ajustó a la ley que obliga a las entidades a ofrecer elementos de cobertura ante la subida de tipos de interés cuando se contrata un préstamo hipotecario. El banco no informó sobre los riesgos de una bajada de tipos y el producto no tenía como exclusivo objetivo cubrir los incrementos del Euribor.

Banesto ha sido también condenado en Valladolid por el Juzgado de Primera Instancia número 1. Además acumula otras tres sentencias del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Logroño, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sepúlveda, que le obliga a devolver 10.922 euros, y el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Valencia que le condena a  restituir a una pyme 26.843 euros. Banesto acumula ya 39 sentencias en su contra por la venta de Swaps.

 


BANESTO.- 27/06/2011. JPIeI 1, Sepúlveda (pyme). Dirección letrada: Basart Pinatelli. Tarinas Viladrich Bufete

BANESTO.- 18/10/2011. JPI 5, Logroño (pyme). Dirección letrada: Mateos García

BANESTO.- 01/03/2011. JPI 8, Valladolid confirmada el 25/10/2011 por la AP 1, Valladolid (particular). Dirección letrada: Juan Ramón González Prieto

BANESTO.- 25/10/2011. JPI 6, Valencia (pyme). Dirección letrada: Benjamín Jose Prieto Clar. Deiuris abogados

BANESTO.- 23/11/2011. JPI 1, Valladolid (particular). Dirección letrada: José Luís Fernández de Lamadrid