El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Donostia ha desestimado una demanda impuesta por Banesto a una pequeña empresa por el impago de 34.546 euros resultantes de las liquidaciones de un Swap. La jueza acepta la demanda reconvencional del afectado que anula el contrato de permuta financiera y obliga al banco a restituir las cantidades que de él se hayan derivado. El Juzgado dicta que Banesto incumplió su deber de información con el cliente.

La sentencia recoge que el cliente mostró reticencias en principio a la contratación del Swap y que fue Banesto quien insistió para llevar a cabo el acuerdo. La directora de la sucursal se personó en el local del afectado dos veces, una para exponerle los beneficios del producto y otra con el contrato ya escrito y listo para firmar. La jueza considera que el cliente suscribió el Swap basándose en las recomendaciones de la directora y la confianza depositada en ella ya que le aseguró que el banco “no iba a sacar un producto que perjudicase al cliente”.

El Swap proporcionó a la empresa un beneficio de unos 188 euros durante los primeros semestres. En junio de 2009, la liquidación fue de 2.477’77 euros a favor del banco. El contrato de permuta financiera no cubría las subidas de tipo de interés superiores al 5’25% por lo que “el beneficio en el mejor de los escenarios resulta ser irrelevante para el cliente”.

No se informó al cliente de las importantes pérdidas en que incurriría en caso de una bajada drástica de los tipos de interés. Esta situación debería haberse documentado a la hora de firmar el contrato mediante una simulación basada en las previsiones de fluctuación de los tipos.

En el contrato tampoco aparecen las fórmulas para el cálculo del coste de cancelación del Swap, que ascendió en 2010 a 21.150 euros. El método de cálculo de esta cantidad se envió al cliente cuando este solicitó la cancelación. Según la sentencia, esta documentación utiliza “expresiones que resultan ininteligibles para una persona que carezca de conocimientos especializados en la materia”.

En Jaén, el Juzgado de Primera Instancia número 4 ha condenado también a Banesto a restituir 25.242 euros a una pyme por otro caso de permuta financiera. La Audiencia Provincial número 1 de  Salamanca ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la entidad financiera y le obliga a devolver 27.647 euros por la anulación de un Swap. Banesto suma con estas 34 demandas en su contra.

BANESTO.- 19/11/2010. JPI 2, Ciudad Rodrigo confirmada el 29/07/2011 por la AP 1, Salamanca (pyme)

BANESTO.- 05/09/2011. JPI 4, Jaén (pyme). Dirección letrada:  Gutiérrez Calderón

BANESTO.- 04/10/2011. JPI 7, Donostia. (S.L.). Reconvención. Dirección letrada: Santiago Basart Pinatel. Tarinas Viladrich Advocats