En los pocos días que nos quedan de julio, los despachos nos están mandando una verdadera cosecha de sentencias. Es el caso de Navas & Cusí que nos envía 4 sentencias más: 2 contra el Santander, otra contra el Banco Vasconia (grupo Banco Popular) y una nueva sentencia contra Caja Rural de Navarra (B. Cooperativo).

Agradecemos enormemente al despacho Navas & Cusí por compartir con nosotros sus éxitos y les damos nuestra más sincera enhorabuena por la defensa de los clientes bancarios que están llevando a cabo en toda España.

→ SANTANDER, 28/06/2011, JPI 3 Hospitalet del Llobregat (pyme)
→ SANTANDER, 04/07/2011, JPIeI 2 Torrejón de Ardoz (pyme)

El Banco que hace un año nos parecía infalible no deja de acumular sentencias en su contra, con estas ya suman 43 en su contra. La mayoría de los afectados por esta entidad son pequeñas y medianas empresas.

→ B COOPERATIVO/C.R. NAVARRA, 27/06/2011, JPI 6 Pamplona (particular)

Una gran noticia para los afectados por la Caja Rural de Navarra (Banco Cooperativo). Se trata de la séptima sentencia en su contra, muchas de ellas en Pamplona dónde esta caja se cebó con sus clientes. Sabemos que son muchos los afectados navarros que están en los tribunales por lo que nos alegramos sinceramente de esta sentencia.

→ B POPULAR, 20/06/2011, JPI 8 Donostia (particular, Banco Vasconia)

El Banco Vasconia, perteneciente al grupo Banco Popular, también es condenado por el Juzgado de Primera Instancia nr. 8 de Donostia. Se trata de una sentencia muy llamativa pues los afectados, un matrimonio de psiquiatras, ya habían tenido un CAP en una hipoteca anterior. En abril de 2008, en la negociación para la nueva hipoteca por un importe cercano a los 2 millones de euros, le preguntan al director de la oficina si el producto ofrecido era similar al CAP a lo que éste les responde que “el contrato de permuta o swap era mucho mejor porque no tendrían que pagar nada, apremiándoles a firmar puesto que el euribor estaba subiendo mes a mes“. Su señoría, Ma José Mitxelena Elizetxea destaca también que el director se aprovechó de este miedo a la subida de tipos de interés imperante en aquellos meses y afirma que el Banco de Vasconia “sabía  perfectamente cuando estaba ofertando el producto y aprovechó la situación que el mercado financiero estaba atravesando para comercializar el producto. Conocía por otros indicadores la drástica caída y debacle que se iba a productir en los tipos de interés.

Un año después, el propio banco les hace firmar una póliza de crédito con límite de 120.000€ para poder asumir las liquidaciones negativas del SWAP, teniendo que rehipotecar su casa. Ante las reclamaciones que presentan, lo único que les contesta el banco es que cancelar el producto les supondría 180.000€. La Magistrada se extiende en 19 magníficas páginas sobre los fundamentos de derecho por los que declara la nulidad del contrato con la obligación de devolver las cantidades abonadas. Citamos unas frases que demuestran la humanidad de ésta jueza:

La entidad demandada ha cometido un verdadero abuso de derecho y atropello con una familia que, como consecuencia del mal y negligente actuar de la entidad demandada en el desempeño de sus funciones, les está llevando a la ruina.

Después de más de 300 sentencias publicadas, sabemos ya que sus Señorías no sólo se basan en los Principios Generales del Derecho, también aplican lo que los juristas suelen llamar ‘justicia material’ y nosotros, los prosaicos, ‘sentido común’.


→ SANTANDER, 04/07/2011, JPIeI 2 Torrejón de Ardoz (pyme)
→ SANTANDER, 28/06/2011, JPI 3 Hospitalet del Llobregat (pyme)
→ B POPULAR, 20/06/2011, JPI 8 Donostia (particular, Banco Vasconia)
→ B COOPERATIVO/C.R. NAVARRA, 27/06/2011, JPI 6 Pamplona (particular)