El Juzgado de Primera Instancia nr. 49 de Barcelona ha condenado al BBVA por omitir su deber de información en la comercialización de una Permuta de Tipos de Interés con Opción a Acciones.

Se trata de un producto notablemente más complejo que la permuta de tipos de interés que habitualmente contrataron los clientes minoristas. En esta ocasión, es una Sociedad Anónima que contrata la permuta pero ligada a la evolución de una bolsa de acciones en el mercado. No es el primer caso que conocemos, hemos sabido de empresas solventes a las que les fue ofrecida esta permuta como una ‘oportunidad’ para ganar un dinero, durante unos años han recibido liquidaciones importantes (de 2000 a 5000 euros) pero al término del contrato, están perdiendo del orden de 400.000 a 600.000 euros.

En el caso que nos ocupa, la juez no entra al fondo del asunto, en sólo 3 páginas considera probada la falta de información y declara nulo el contrato:

Así las cosas, el objeto cierto materia del contrato está huérfano de consentimiento, pues la demandante ha confirmado una permuta financiera en el vacío. No basta que el contrato marco esté en la web del BBVA, SA, para que se entienda aceptado y entendido por la demandante, tiene que ser explicado (artículo 79 y 79 bis de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores ) y firmado (1262 del Código civil).

Por ello declara nulo el contrato con condena en costas para el BBVA.

BBVA.- 30/12/2010, JPI 49, Barcelona (sa)