La S.A. solicitó el cese provisional de las liquidaciones de un COLLAR y un SWAP INFLACIÓN de los que ya llevaba abonados más de 100.000 euros. Gracias a esta medida cautelar no tendrá que seguir abonando las liquidaciones que se estiman en más de 800.000 euros ni podrá ser inscrita en ningún registro de morosos.

Tal y como se deduce del auto que hoy publicamos, la empresa contrató una permuta de tipos de interés el 3 de noviembre de 2008 (collar con barrera knock-out en el cap  y barrera knock-in en el floor) y otra permuta financiera ligada a la inflación del 26 de noviembre de 2008. Llama la atención la fecha de la firma, a finales de 2008 cuando ya estaban bajando los tipos.

AR_110128_SANTANDER_JPIeI_YECLA_est_cautelares_pyme, liquidaciones

Liquidaciones abonadas por la pyme.

La empresa ya ha pagado la suma de 100.294, 05 durante el 2009 por ambos contratos, pero dejó de pagar teniendo como consecuencia que el Santander le cancelara el COLLAR exigiéndole el pago de 115,149,75 euros. Según el informe pericial aportado por la parte demandante, la cancelación del SWAP INFLACIÓN ascendería aproximadamente a 647.112 euros.

La jueza considera que procede la suspensión cautelar de los efectos de dichos contratos y el cese provisional de las anotaciones de impago o descubierto, o registro de morosos que tan perjudicial está siendo para muchas empresas.

La defensa de este caso está en manos de Jose Luis Garcia-Cañada de ADIRE abogados, al que agradecemos enormemente su aportación.

→ SANTANDER.- 28/01/2011, JPIeI 2 Yecla (auto que estima cautelares, pyme)