La sentencia considera probado que el BBVA faltó a su deber de información y que la contratación del producto tenía una comisión implícita del 3%. Por primera vez interviene un perito judicial que confirma punto por punto el informe pericial de la demandante contradiciendo el aportado por el BBVA.  Es la segunda sentencia en primera instancia de Barcelona dónde se da la razón al afectado.

La Magistrada Yolanda Sánchez Gucema, del Juzgado de Primera Instancia nr. 29 de Barcelona ha dictado una extensa, exhaustiva y motivada sentencia condenando al BBVA por la comercialización de un SWAP referenciado a la inflación (IPC) contratado por una sociedad anónima en octubre de 2008, cuando se conocía sobradamente que los tipos iban a bajar. Se trata de la segunda sentencia en un juzgado de primera instancia en Barcelona —la primera fue contra el Popular en el JPI nr. 24—.

En este caso llama la atención que a la Sociedad le colocaran el SWAP con un nocional de 1.000.000€ como condición para contratar un préstamo ICO Pyme de 250.000€. La colocación de swaps relacionados con la concesión de préstamos ICO es un hecho que vienen denunciando muchas empresas, en este caso la jueza no lo considera probado, pero conocemos múltiples casos en que ha sido así.

Si bien no se considera a la sociedad como ‘consumidor’ si se le reconoce el carácter de ‘minorista’ y por tanto, el derecho a recibir la máxima protección por la normativa MIFID y la de la LMV.

Llama la atención la presencia de 3 informes periciales, uno de cada parte y otro judicial a petición de la jueza (interesante el informe del perito judicial resumido en la pág. 26 de la sentencia). Por segunda vez aparece como hecho probado las comisiones implícitas que según el perito de la demandada y el judicial alcanzan más del 3%.

Comisiones implícitas del 3%. BBVA.

Comisiones implícitas del 3%. BBVA.

El BBVA puso de manifiesto que la empresa tiene otros SWAPS contratados con el Banco Sabadell y que el administrador de la sociedad tiene formación financiera al ser Lic. en Ciencias Económicas por la UAB y tener un MBA por el IESE de Barcelona. Todo ello no ha sido obstáculo para la jueza para considerar que el BBVA faltó a su deber legal de información.

La magistrada concluye que “basta con observar, las periciales adjuntadas a la demanda y contestación, así como la judicial, para llegar a la conclusión de la complejidad del producto financiero ofertado por el BBVA” por lo que “el conjunto de la prueba practicada conlleva a estimar la causa de nulidad por vicio del consentimiento”.

En esta sentencia se hace referencia nuevamente al Informe del Defensor del Pueblo fruto de la denuncia de Asuapedefin secundada por cientos de afectados.

El caso que hemos analizado y que ha dado fruto una interesantísima sentencia favorable para la sociedad afectada, ha sido defendido por  los abogados Jordi Ruiz de Villa y Pablo Franquet del despacho JAUSAS LEGAL. Agradecemos la aportación de esta valiosa sentencia, en especial Pablo Franquet por su continua colaboración con Asuapedefin.

→ BBVA.- 29/12/2010, JPI 29 Barcelona Swap Inflación (S.A.)