Los Reyes Magos se han acordado de los afectados por permutas financieras y nos han traído esta misma noche la primera sentencia del 2011 contra Barclays. Se estrena así ésta entidad financiera que también comercializó SWAPs de tipos de interés como si de seguros se tratasen.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nr. 2 de Cáceres acaba de notificarle a una pyme su sentencia favorable contra Barclays. Se trata de la primera sentencia contra esta entidad que, al parecer, no comercializó tantos swaps como el resto y de la segunda en la provincia de Cáceres cuya Audiencia Provincial ya se ha pronunciado a favor del cliente bancario.

En la sentencia se destaca no sólo la falta de información pre-contractual proporcionada por la entidad, si no la falta de conocimientos del director de la sucursal en cuyos e-mails sigue hablando del derivado financiero como si de un seguro se tratase. Se demuestra una vez más que los empleados de las oficinas no sabían lo que vendían por lo que difícilmente pudieron explicar sus riesgos.

Además, el juez explica en el fundamento UNDECIMO que el clausulado del contrato vulnera “lo dispuesto en el art. 5 de la Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación, que exige que su redacción se ajuste a los criterios de transparencia, claridad, concreción y sencillez”.

Por todo ello declara nulo el contrato de permuta y obliga a Barclays a devolver las cantidades así como a la cancelación del contrato a coste cero.

Esta sentencia nos ha sido remitida por el abogado de la defensa, Carlos Arjona Pérez, especializado en materia de consumo financiero a quién agradecemos enormemente su colaboración.

→ BARCLAYS.- 27/12/2010, JPIeI 2 Cáceres (pyme)