Bankinter  presentó ayer 25 de octubre una declinatoria por competencia objetiva ante el JPI 51 de Madrid, por considerar que la demanda de INTERCAMBIOS debe ser llevada por los juzgados de lo Mercantil.

Bankinter ha presentado esta declinatoria simple y sencillamente para retrasar el procedimiento y con ello, el calvario de sus clientes.

No es la primera vez que traemos a este blog una cuestión sobre competencia objetiva (víd. Autos y artículos del blog). Fue una cuestión tratada en el Seminario de Madrid por Arcadi Sala-Planell y la polémica no tiene visos de parar. Recientemente hemos recibido un Auto del JPI 53 de Barcelona en el que la jueza tiene dudas sobre su competencia y las eleva al Ministerio Fiscal. Éste le responde que es competente el juzgado de primera instancia y así lo manifiesta en el Auto.

Bankinter, 25/10/10, declinatoria por competencia objetiva.

Bankinter, 25/10/10, declinatoria por competencia objetiva, demanda intercambios..

En el caso que nos ocupa, la demanda de intercambios contra Bankinter presentada por 166 personas que le reclama más de un millón de euros nos llama la atención lo siguiente:

  1. que requiera los servicios de profesionales de la prestigiosa firma Uría Menéndez para ir contra clientes PARTICULARES, claramente minoristas.
  2. que en su escrito cite 2 autos descargados de esta web! (o no hay más, o somos la mejor base de datos jurídica en este tema.. y gratis!)
  3. que sea la primera vez que Bankinter presenta una declinatoria por competencia objetiva al juzgado de primera instancia (dónde lleva perdidas 31 sentencias).

Por nuestra parte no tenemos inconveniente en que se juzgue en primera instancia o en mercatil, estamos convencidos de nuestros argumentos jurídicos y los podremos demostrar en cualquier foro. Creemos además, que Bankinter ha presentado esta declinatoria simple y sencillamente para retrasar el procedimiento y así, el calvario de sus clientes. La entidad tenía que contestar en 20 días a la demanda, de esta manera, tendrá unas cuantas semanas más dependiendo de la celeridad del juzgado en resolver.

Una vez más demuestran que no tienen argumentos de peso, de lo contrario, no estarían aplicando la más burda de las técnicas dilatorias.

→ Descargar Auto del B. GUIPUZCOANO.- 04/10/10, JPI 53 BCN. Primera Instancia.