El particular se había visto obligado a firmar una póliza de crédito con garantía personal para financiar el pago de las liquidaciones que le estaba generando el swap. Gracias a la gestión de Arcadi Sala-Planell, de BBS Abogados, inició un procedimiento judicial para pedir la nulidad del derivado financiero al mismo tiempo que solicitaba medidas cautelares para que el banco no le ejecutase la póliza de crédito y no le incluyese en ningún registro de morosos como consecuencia del impago de las liquidaciones.

El Banco Popular, en una actitud que se distingue del resto de entidades financieras, ha decidido allanarse y aceptar que el particular no pague el swap, no se ejecute la póliza de crédito el próximo octubre y no se le incluya en ningún registro de morosos hasta que haya una resolución judicial al respecto.

Hoy se ha hecho eco de esta noticia Europa Press a quién le agradecemos el seguimiento que le está haciendo al caso de los swaps comercializados a clientes minoristas por las entidades financieras de este país.

→ ver noticia en Europa Press

→ descargar Auto en pdf  Auto JPI 24 Barcelona Banco Popular