…y no nos hemos equivocado, esta vez no es Bankinter la que cancela anticipadamente un SWAP por impago o ejecuta una poliza para cargar las liquidaciones, esta vez es un afectado por un SWAP el que está a punto de embargar a Bankinter por la vía de apremio.

Pero empecemos por el principio. Enrique Viera es un empresario canario al que Bankinter le recomendó contratar 3 clips de 300.000€ cada uno para “estabilizar” los costes financieros de su empresa. Cuando bajó el euribor, se encontró pagando liquidaciones de 10.000€ y si quería cancelarlo hubiera tenido que abonar 64.000€. Enrique es licenciado en Derecho pero no ejercía desde hacía 15 años, cuando se dio cuenta del engaño, se colegió para presentar él mismo la demanda contra el banco. El 30 de abril de este mismo año, sus esfuerzos vieron la recompensa, el juez del Juzgado de Primera Instancia nr. de Las Palmas de Gran Canaria le dió la razón y condenó a Bankinter a devolverle las cantidades abonadas y pagar las costas del juicio (→  JPI nr. 2, Las Palmas de GC.)

Pero ahí no acabo su calvario, como en el resto de los casos de sentencias favorables al afectado (16 en toda España, 4 en Canarias), Bankinter recurrió la sentencia. Enrique Viera solicitó entonces la ejecución provisional de la misma  y el juez se la concedió. Pasado el plazo legal establecido para hacer el abono en su cuenta, Bankinter seguía sin pagarle, entonces Viera acudió nuevamente a la vía judicial para cobrar su deuda. El juez ya le ha dado las cuentas que Bankinter posee en otras entidades financieras para que se embargue lo que se le debe.

Una vez más se demuestra que Bankinter no cumple ni siquiera cuando se le es requerido judicialmente.

En estos tiempos difíciles en los que las entidades financieras embargan, ejecutan hipotecas, subastan pisos e inscriben en los registros de morosos a las personas físicas y jurídicas que no hacen frente a sus pagos, es una entidad financiera, Bankinter, la embargada.